Los-peñotes
slideslideslide
mantenimiento de los muebles de exterior

En Los Peñotes podrá econtrar una amplia variedad de materiales y diseños en los muebles de exterior y nuestro personal le aconsejará acerca de los cuidados que cada fabricante recomienda para cada uno de ellos, pero aquí queremos hacerle una serie de indicaciones generales según el tipo de material de sus muebles, que esperamos les sean útiles:

LA RESINA, POLIETILENO, PLÁSTICO INYECTADO DE ALTA DENSIDAD: Su limpieza ha de hacerse con una bayeta suave que no arañe la superficie y con un jabón no abrasivo , que sea neutro.

EL HIERRO FORJADO: Este tipo de material suele asociarse a diseños más bien clásicos y hay que tener en cuenta que si nos decidimos por él debe ser un hierro tratado especialmente para el exterior ya que no deja de ser un material que se oxida . Las patas de las sillas y mesas deberían estar protegidas por topes de plástico que lo aislaran de la humedad del suelo en el caso de no estar sobre solado . En invierno es conveniente darle una capa de cera que hará que el agua resbale y no penetre en el hierro. Al final del invierno esa capa de cera habrá desaparecido y no costará apenas limpiar los muebles. Debe utilizarse de nuevo un jabón neutro y bayeta bien escurrida.

EL ALUMINIO: Si bien lo hemos visto habitualmente sobretodo en el sector de la hostelería , es uno de los materiales que más novedades ha aportado al sector. Podemos encontrarlo en la modalidad de ALUMINIO FUNDIDO que nos ofrece un aspecto más robusto, siendo muebles que pueden parecer de hierro, por su peso, pero que sin embargo tienen las características del aluminio en cuanto a su resistencia total a la intemperie . Podemos decir que es un mueble “para toda la vida”. En caso de no ser aluminio de fundición , obtendremos las mismas ventajas pero tendremos un mueble mucho más ligero de peso . Esa ligereza y maleabilidad ha dado lugar a que sea uno de los materiales estrella de los diseños más modernos en mobiliario y accesorios de exterior.

EL LOOM: Este material apareció en los años 30 en Estados Unidos. En España se populariza mucho más tarde, en los años 80 . Se trata de un cable de acero que va revestido por una fibra de papel previamente bañada en una solución de resinas y pintura especial que la hacen resistente a las inclemencias del tiempo. Aunque hay que tener en cuenta que aguanta cambios de temperatura pero no lluvia directa, es decir, son muebles que han de estar en porche techado. 
Es un material que se trabaja igual que los de fibras naturales, se trenza a mano sobre una estructura que normalmente se hace en aluminio y presenta una superficie lisa que como en el caso de las fibras artificiales, tiene la ventaja de no quebrarse y no producir raspaduras o enganchones como en el caso de la fibra natural. 
Su limpieza ha de ser con un paño muy escurrido y jabón neutro, pero no necesita barnizarse.

LAS FIBRAS NATURALES: Las más conocidas hasta hace unos años eran el mimbre, el bambú , la médula o el rattán. Hace ya algunos años han irrumpido con fuerza la mezcla de fibras como son las algas y las hojas de plátano, o el sisal . Estos muebles tienen unas tonalidades muy estéticas y una textura diferente a los primeros . En cualquiera de los casos deben estar barnizados para estar en el exterior y no son muebles que podamos poner a total intemperie. 

LAS FIBRAS ARTIFICIALES: Junto al aluminio supone la gran evolución en el mercado de los muebles de exterior. Podemos distinguir entre los tejidos de POROTEX que permiten realizar muebles sin necesidad de cojines ya que este tejido es muy cómodo y permanece inalterable a los cambios de temperatura y repele la humedad y es transpirable .Incluso se realizan cojines en este tejido , de manera que podemos dejarlos en el jardín aún en caso de lluvia. 
La fibra artificial se realiza con vinilos de alta gama por regla general, y se trabaja como si fuera fibra natural, de forma artesanal se trenza sobre estructura de aluminio o caña . No necesitan protegerse del invierno. Aunque es conveniente tener la garantía del fabricante ya que no todas las fibras artificiales que vemos en el mercado son de óptima calidad. Este detalle es importante ya que justifica la diferencia de precio que el cliente puede encontrar. 
Al igual que todos los materiales anteriores debe limpiarse con jabón neutro.

LA TECA: Ha sido durante unos años el material más demandado. El nivel de humedad que tiene por sí le convierte en perfecto para aguantar las inclemencias del tiempo. Ya no sólo se utiliza para muebles de estilo rústico o clásico, si no que combinada con metales como el aluminio o el acero inoxidable, nos la encontramos en los más innovadores diseños. únicamente hay que tener en cuenta que necesita un mantenimiento. Antes de que empiece el calor, y antes de que comienze el frío es necesario darle un aceite específico para la teca , a fín de que conserve ese nivel de humedad natural que tiene y no se abra con los cambios de temperatura. Antes de darle el aceite es conveniente pasarle una lija muy suave para quitar las impurezas y suciedad que pueda tener y así penetre bien el aceite. En caso de que adquiera un tono gris perlado, hay productos específicos para que recupere el tono de madera, pero ese tono es característico de la teca, no significa que se haya estropeado.